Las puertas interiores
  • 1802
  • 0

Las puertas interiores

Las utilizamos en el día a día, sirven para separar estancias, tener más intimidad allí donde es necesario e incluso podemos dar un toque más personalizado en nuestro hogar.

Para escoger las puertas primero debemos tener en cuenta si nos gusta ver un espacio más diáfano o todo más separado por zonas y más distribuido, también dependerá de cómo tengamos realizada la distribución de las habitaciones.

Pueden ser abatibles, las más habituales, o correderas, que permiten aprovechar mejor el espacio y además también sirven para separar espacios grandes; pueden ser empotradas en la pared o ir con una guía vista. Debemos tener en cuenta el lugar donde irá la puerta y el tipo de espacio que queremos crear.

En ambos casos debemos elegir si las queremos ciegas o con vidrio, en el caso de las abatibles pueden ser de una puerta, dos puertas una fija y una abatible, dos puertas abatibles e incluso puertas enrasadas a la pared.

En cuanto a la estructura interior pueden ser macizas, que proporcionan un mejor aislamiento térmico y acústico, hechas de DM o aglomerado de madera maciza y las que no lo son que tienen un peso inferior y son más económicas hechas de chapa de DM y cartón en forma de nido de abeja.

Para el acabado exterior de las puertas debemos pensar primero con el resto del piso o la casa, el estilo que tenemos o lo que queremos conseguir, y las texturas y los colores que trabajamos en el suelo y paredes de la vivienda.

Podemos elegir madera barnizada o no, lacado brillante o mate, de vidrio, con cristal o sin vidrio, las vetas de la madera más o menos marcadas y con una dirección u otra …

Los marcos que vistos pueden ser de madera maciza, de chapa DM o DM hidrófugo. Los accesorios como las bisagras y las manijas también diferentes acabados y escogeremos otro en consonancia con todo el conjunto.

Debemos de tener en cuenta a la hora de hacer la elección de las puertas:

  • El espesor de la pared donde debe ir la puerta tanto por los marcos de las abatibles como por la estructura de las correderas.
  • El tamaño del agujero de obra, tamaño total, y el tamaño de paso que queremos que nos quede
  • Si está a la derecho o la izquierda, siempre lo valoraremos mirando cuando empujamos hacia qué lado abre la puerta.

Un consejo también, es poner juntas en toda la estructura interna de la puerta para que cierre más herméticamente, aísle mejor y al mismo tiempo conseguir que no suenen tanto los portazos.

LEAVE A COMMENT

You comment will be published within 24 hours.

Powered by Clic Comunicació